Vaquita Marina, San Felipe: Un must gastronómico en el acuario del mundo

"Un must gastronómico en el acuario del mundo"

El camino hacia San Felipe desde Tijuana o Mexicali resulta relajante y en el camino puedes encontrar varios puntos turísticos qué visitar. Por ejemplo de Tijuana a Mexicali, el poblado de Tecate y la Rumorosa, asì como el mirador “el ojo del águila” en La Rumorosa.

En el camino puedes apreciar la flora del estado y una carretera segura que se disfruta bastante de día (recomendable) en San Felipe te espera un mar tranquilo y noble, hay excelentes hoteles cerca de la playa y excelentes restaurantes como Vaquita Marina que de verdad vale la pena esperar y disfrutar. Cabe mencionar que este lugar solo sirve comidas y cenas, no desayunos.

Cuenta con una excelente oferta de platillos tanto de mar y tierra, por aquellos que a veces nos les gustan algunos mariscos, pero aquí es imperdible dale la oportunidad a unos chiles güeritos rellenos de camarones con queso ¡deliciosos!.

Otros platillos que te recomendamos bastante son sus almejas frescas, los camarones konsang, su delicioso atún de aleta azul, su filete Chema especial, tostada de sierra ahumada, su volcán de vaquita con mariscos y su tostada de pulpo asado. De igual manera probar su rico mojito de albaca y pepino. No querrás que termine tu experiencia gastronómica. Dale la oportunidad a tu paladar de reconocer por qué es uno de los restaurantes preferidos por los turistas y uno de los mejores calificados en las redes sociales.

Otra de las razones por las que es un must es la atención excelente de su persona, asì como la cercanìa con la playa, después de comer puedes llegar a pasos al malecón y caminar mientras disfrutas del hermoso panorama de la plaza de San Felipe o de un atardecer.

En tu próxima visita a San Felipe agenda una visita (o más) a este excelente restaurante de cinco estrellas y disfruta de la frescura de los ingredientes que su ubicación le permite.

Dirección

  • Dirección: Avenida Mar de Cortez y calle Puerto Peñasco

Contacto